Descubren mundo oceánico comparable a masa de Marte y en distancia de “Ricitos de Oro”

Un equipo de astrónomos anunció nuevos hallazgos sobre unos exoplanetas alrededor de una estrella cercana, L 98-59, observados con el Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Europeo Austral en Chile.

Un equipo de astrónomos anunció nuevos hallazgos sobre unos exoplanetas alrededor de una estrella cercana, L 98-59, observados con el Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Europeo Austral en Chile.

Concepción artística de uno de los exoplanetas de la estrella L 98-59.
Entre ellos figura un planeta con la mitad de la masa de Venus, un mundo oceánico y un posible planeta dentro de la zona habitable, bautizada como “Ricitos de Oro”.
 
“Ricitos de Oro” es un cuento de una niña llamada Ricitos de Oro a quien no le gustan las hojuelas de avena demasiado dulces, como al oso bebé, o demasiado salados, como a papá oso. No le gustan sus camas, demasiados blandas o demasiado duras. En cambio, le agradan las cosas en su punto medio, como a mamá oso.
 
 
 
 
Escala de tamaños de los planetas del Sistema Solar

Este cuento es usado para ejemplificar la zona alrededor de una estrella donde la temperatura es «justo la correcta» para que exista agua. Es un lugar donde la temperatura no es demasiado fría, para que el agua se congele, ni demasiado caliente, para que se evapore. Estas son las condiciones correctas también para que exista la vida.    Este nuevo mundo sería comparable a la masa aproximada del planeta Marte con una gravedad, también aproximada, de unos 3,7 m/s2. Esto significa que, por ejemplo, una persona que pesa en la Tierra 70 kilos, en ese mundo pesaría alrededor de 26 kilos.   “El planeta en la zona habitable podría tener una atmósfera que podría proteger y estimular la vida”, comentó María Rosa Zapatero Osorio, astrónoma del Centro para la Astrobiología en Madrid, España, y una de las autoras del estudio publicado el 5 de agosto en la revista Astronomy & Astrophysics.   Las órbitas de los exoplanetas de L 98-59 están a 35 años luz de la Tierra y se descubrió que albergan a planetas rocosos, como la Tierra o Venus, que están lo suficientemente cerca a la estrella como para recibir calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.